PRÁCTICAS SIMULADOR ELECTRICIDAD

Prácticas CROCODILE-CLIPS 2º ESO

Ejemplo examen electricidad 2º E.S.O

Pulsando Relación de ejercicios para repasar examen de electricidad 2º ESO  se accede a  Relación de ejercicios  para examen de electricidad 2º ESO

“Mandos” para invertir el sentido de giro del motor de LA NORIA 3º E.S.O.

Imagen

Pulsando aquí mandos , se accede a un documento word donde se detallan los montajes que se pueden emplear para conseguir qe el motor gire en ambos sentidos.

TIMBRE

Cómo fabricar un timbre. PARTE1 En esta serie de vídeos (2 partes) se explica la fabricación de un timbre paso a paso

Energías no renovables (VI): El uranio y la energía nuclear.

El sistema más usado para generar energía nuclear utiliza el uranio como combustible. En concreto se usa el isótopo 235 del uranio que es sometido a fisión nuclear en los reactores. En este proceso el núcleo del átomo de uranio (U-235) es bombardeado por neutrones y se rompe originándose dos átomos de un tamaño aproximadamente mitad del de uranio y liberándose dos o tres neutrones que inciden sobre átomos de U-235 vecinos, que vuelven a romperse, originándose una reacción en cadena.

La fisión controlada del U-235 libera una gran cantidad de energía que se usa en la planta nuclear para convertir agua en vapor. Con este vapor se mueve una turbina que genera electricidad.

El mineral de uranio se encuentra en la naturaleza en cantidades limitadas. Es por tanto un recurso no renovable. Suele hallarse casi siempre junto a rocas sedimentarias. Hay depósitos importantes de este mineral en Norteamérica (27,4% de las reservas mundiales), Africa (33%) y Australia (22,5%).

El mineral del uranio contiene tres isótopos: U-238 (9928%), U-235 (0,71%) y U-234 (menos que el 0,01%). Dado que el U-235 se encuentra en una pequeña proporción, el mineral debe ser enriquecido (purificado y refinado), hasta aumentar la concentración de U-235 a un 3%, haciéndolo así útil para la reacción.

La energía nuclear es una de las más controvertidas que existen, casi todo el mundo tiene una opinión a favor o en contra de la producción de electricidad a partir de la energía nuclear. Estos posicionamientos suelen ser muy firmes e inamovibles. Los detractores nos recuerdan los peligros de la radioactividad, los accidentes nucleares y el peligro latente de los residuos durante miles de años. Aquellos que solicitan su desarrollo esgrimen a su favor su bajo coste de producción y últimamente como la salvación del planeta contra el cambio climático. Lo gracioso del asunto es que probablemente ambos tienen razón.

A continuación disponeis de varios videos sobre la energía nuclear. Los dos primeros son del Foro Nuclear una entidad formada principalmente por las compañias eléctricas cuya principal actividad es fomentar la concienciación para el uso de este tipo de energía. Debido a eso en algunos momentos es algo parcial, pero aún así merece la pena visualizarlo. El tercer video es técnico.

Curiosidades

¿Cuántas plantas atómicas hay en el mundo?

En 2005 había 443 centrales nucleares con licencia internacional repartidas por 31 países. De ellas, 441 están en activo, y en conjunto producen el 17% de la energía eléctrica que se consume en todo el planeta.

¿Cuál fue la primera central nuclear?

La priemra vez que se produjo electricidad en un reactor nuclear fue el 20 de diciembre de 1951 en la estación experimental de Arco, en Idaho (EEUU). El 27 de junio de 1954 comenzó a funcionar la primera central nuclear del mundo en Obnisnks (Rusia).

¿Qué elementos de protección radiológica tienen las centrales?

Normalmente tres. El primero es la propia varilla de combustible, unos tubos de circonio en cuyo interior está el uranio. El segundo es la vasija del reactor: un recipiente cilíndrico de acero al carbono, recubierto interiormente de aceroinoxidable de unos 15 centímetros de grosor, 18 metros de altura y casi cinco metros de diámetro. En su interior está el núcleo del reactor, donde se obtiene el vapor que mueve la turbina. Y el tercero es el edificio del reactor, una estructura de hormigón armado de un metro de espesor y 55 metros de altura (casi un tercio de ellos bajo tierra) diseñado para siportar las condiciones del mayor accidente posible. A eso se suman los sistemas de emergencia, que se activan si se rompen los sistemas de refrigeración.

¿La energía nuclear es la más limpia?

Si se trata de determinar cuál es la energía que produce menos emisiones de gases de efecto invernadero, la nuclear se lleva la palma. Producir un kilovatio/hora con energía nuclear supone emitir a la atmósfera cero gramos de carbono. La energía eólica produce entre 5 y 10 gramos; la biomasa entre 10 y 20; el hidrógeno hasta 60 gramos; la solar entre 30 y 60 gramos, el gas natural entre 120 y 180 gramos; el petróleo entre 220 y 245 gramos y el carbón entre 260 y 355 gramos.

¿La catástrofe de Chernóbil pudo ser peor?

Sí. Tras la explosión inicial del reactor se produjo una nube de partículas radiactivas hacia la ciudad de Priapat, a tres kilómetros de la central, donde vivían 50.000 empleados de la planta y sus familias. Durante los días posteriores a la explosión, los vientos favorables mantuvieron esta nube radiactiva lejos de la ciudad, que aún no había sido evacuada. Si la ciudad hubiera sufrido el impacto directo de la nube, los muertos podrían haber sido miles.

¿Cuál es la central más famosa del mundo?

El honor lo ostenta una planta que no es real: Springfield, la de Los Simpsons, donde Homser Simpson es inspector de seguridad.

Energías renovables (I). Energía solar fotovoltaica.

La energía solar es la energía obtenida directamente del Sol. La radiación solar incidente en la Tierra puede aprovecharse, por su capacidad para calentar, o, directamente, a través del aprovechamiento de la radiación en dispositivos ópticos o de otro tipo. Es un tipo de energía renovable y limpia, lo que se conoce como energía verde.

La potencia de la radiación varía según el momento del día, las condiciones atmosféricas que la amortiguan y la latitud. Se puede asumir que en buenas condiciones de irradiación el valor es superior a los 1000 W/m² en la superficie terrestre.

Paneles fotovoltaicos Se denomina energía solar fotovoltaica a una forma de obtención de energía eléctrica a través de paneles fotovoltaicos.

Los paneles, módulos o colectores fotovoltaicos están formados por dispositivos semiconductores tipo diodo que, al recibir radiación solar, se excitan y provocan saltos electrónicos, generando una pequeña diferencia de potencial en sus extremos. El acoplamiento en serie de varios de estos fotodiodos permite la obtención de voltajes mayores en configuraciones muy sencillas y aptas para alimentar pequeños dispositivos electrónicos.

A mayor escala, la corriente eléctrica continua que proporcionan los paneles fotovoltaicos se puede transformar en corriente alterna e inyectar en la red eléctrica, operación que es muy rentable económicamente pero que precisa todavía de subvenciones para una mayor viabilidad.

El proceso, simplificado, sería el siguiente: Se genera la energía a bajas tensiones (380-800 V) y en corriente continua. Se transforma con un inversor en corriente alterna. Mediante un centro de transformación se eleva a Media tensión (15 ó 25 kV) y se inyecta en las redes de transporte de la compañía.

En entornos aislados, donde se requiere poca potencia eléctrica y el acceso a la red es difícil, como estaciones meteorológicas o repetidores de comunicaciones, se emplean las placas fotovoltaicas como alternativa económicamente viable. Para comprender la importancia de esta posibilidad, conviene tener en cuenta que aproximadamente una cuarta parte de la población mundial no tiene acceso a la energía eléctrica.

Si deseas ver esta infografía a mayor tamaño o descargártela haz clic en este enlace.

Energías renovables (II). Energía solar térmica.

La energía solar térmica o energía termosolar consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor que puede aprovecharse para cocinar alimentos o para la producción de agua caliente destinada al consumo de agua doméstico, ya sea agua caliente sanitaria, calefacción, o para producción de energía mecánica y a partir de ella, de energía eléctrica. Esta última es la aplicación que que ilustra la infografía posterior. Una central térmica solar o central termosolar es una instalación industrial en la que, a partir del calentamiento de un fluido mediante radiación solar y su uso en un ciclo termodinámico convencional, se produce la potencia necesaria para mover un alternador para generación de energía eléctrica como en una central térmica clásica.

 

Si quieres descargar esta infografía o verla a mayor tamaño haz clic aquí.

En los siguiente enlaces podemos acceder a vistas aéreas de distintas centrales solares térmicas a través del servicio Google Maps.

Otra técnica para conseguir energía eléctrica mediante la energía solar térmica es mediante el uso de centrales de cilindros parabólicos.La diferencia con las anteriores está en el modo de recolectar la energía del Sol. En lugar de heliostatos, se emplean espejos de forma cilindro parabólica. Por el foco de la parábola pasa una tubería que recibe los rayos concentrados del Sol, donde se calienta el fluido, normalmente un aceite térmico. Una vez calentado el fluido, el proceso es el mismo que el de las centrales de torre. Actualmente el fluido alcanza temperaturas próximas a 400º C. En el siguiente enlace tenemos una vista aérea de una instalación de estas características.

Una instalación de este tipo es la siguiente:

Central solar de cilindros parabólicos

Central solar de cilindros parabólicos